Desde que compuse esa banda sonora para la película perdida del director mítico compongo con la cabeza. Espero a ese momento de Galileo Galilei, esa colisión elástica (a veces en latín, momentum), para estamparlo con instrumentos. De ese modo puedo componer en cualquier momentum. Nancy, la profesora de inglés de Nelson, me regaló dos chaquetas 'americanas' de rayas. El disco que más he escuchado en los últimos dos años es Lookaftering de Vashti Bunyan, con el que se duermen plácidamente Malcom y Eliot. Guardamos una carta importante en una página cualquiera de La Divina Comedia, firmado en cursiva por Dante Aliguieri, para no dramatizar. Al comprobar que la carta seguía ahí leo lo que dice justo donde van mis ojos imantados en la página 237: "La luna, que apareció tardía, casi a medianoche, hacía que las estrellas parecieran menos numerosas". Menos mal que al lado de La Divina Comedia tengo Nunca me has gustado, firmado en mayúsculas por Chester Brown.


📷 Haruka.